Ojos sangrientos

Receta de ojos sangrientos

Riquísima ensaladilla rusa que camuflaremos de manera muy especial, hasta convertirlas en unos ojos sangrientes horripilantemente sabrosos para Halloween.

¿Quieres ver los ingredientes para Ojos sangrientos?

Descubre los ingredientes para hacer Ojos sangrientos pinchando aquí:

¿Cómo hacer ojos sangrientos?

1

Antes de nada, vamos a elaborar la ensaladilla rusa que nos va a servir de base para estos extraordinarios ojos sangrientos. Para ello, comenzaremos por pelar, lavar y cortar en trocitos muy pequeñines la patata y la zanahoria y las ponemos a cocer en agua con un poco de sal, hasta que estén bien blanditas. Apartamos y escurrimos.

2

Escurrimos también el aceite de la lata de atún y desmigamos en contenido, también en unas miguitas muy menudas.

3

Ponemos todos estos ingredientes en un bol y los mezclamos, añadimos unas cuantas cucharadas de mayonesa, removemos hasta que quede todo bien mezclado y lo llevamos a la nevera, tapado con film transparente, para que enfríe una horita, así será más fácil moldear esos ojos sangrientos que vamos a hacer.

4

Trascurrido el tiempo, vamos tomando pequeñas porciones de la ensaladilla rusa y hacemos con ella medias bolitas, apretando bien con las manos para que nos queden compactas y las vamos colocando sobre una fuente, en la que habremos colocado un lecho de lechuga.

5

Con la ayuda de un cuchillo o una cucharilla, le damos un baño de mayonesa por encima, finita pero que oculte los ingredientes de la ensaladilla rusa y nos deje unas órbitas oculares amarillentas (o blancas si haces una buena lactonesa) e inmaculadas.

6

Llega el momento de hacer el iris y las pupilas que dotarán de mirada propia a nuestros ojos sangrientos de ensaladilla. Para ello, tintamos con colorante alimentario azul la loncha de jamón york. Podéis hacerlo con cualquier otro color o dejarlos sin teñir, o usar unas golosinas de la forma deseada.

7

Cuando ya tengamos el jamón de un color intenso, vamos recortando pequeños circulitos, que iremos colocando sobre cada semibola de ensaladilla y, sobre ellas, un puntito hecho con un pedacito de aceituna negra.

8

Finalmente, podemos ayudarnos de una jeringuilla recargada con ketchup, vamos pintando las terribles venas rojas de esos ojos sangrientos de ensaladilla.

Foto orientativa: kinwart

Receta enviada por dar_roberts